MANERAS NATURALES DE TRATAR HEMICRÁNEA CONTINUA

Hemicránea Continua

Hemicránea continua es un tipo raro de cefalea crónica diaria. El dolor ocurre en un lado de la cabeza y varía en intensidad sin desaparecer nunca completamente. El dolor suele ser moderado, pero puede incluir sacudidas de dolor intenso que duran menos de un minuto.

Los brotes de dolor intenso pueden ir acompañados de lagrimeo o enrojecimiento del ojo en el lado afectado, hinchazón o caída del párpado y una nariz tapada o congestionada. Puede experimentar náuseas, vómitos y sensibilidad al ruido ya la luz. A veces las auras – como puntos ciegos o luces intermitentes en su campo visual o sensaciones de entumecimiento u hormigueo – están presentes también.

En la forma episódica de la hemicránea continua, los períodos de tiempo, generalmente meses, con cefaleas diarias se alternan con períodos sin dolores de cabeza. En la forma crónica, los dolores de cabeza ocurren diariamente con poca o ninguna rotura, a veces por años.

Causas

  • Uso excesivo de medicamentos
  • Respuesta anormal del cerebro a la estimulación, como la tensión muscular o la inflamación del tejido
  • Función anormal de las estructuras cerebrales que suprimen el dolor
  • Cambios en el sistema nervioso debido a dolores de cabeza frecuentes
  • Estimulación del sistema nervioso central por estrés, infección o trauma
  • Predisposición genética al aumento de la sensibilidad al dolor
  • Lesión o estimulación dolorosa de la columna superior

Causas de la cefalea crónica diaria secundaria

  • Inflamación de las arterias (arteritis de células gigantes)
  • Inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis)
  • Una nueva formación anormal de tejido (neoplasia)
  • Infección
  • Los trastornos del sueño (como la apnea obstructiva del sueño)

Diagnóstico
El médico le hará una serie de preguntas acerca de sus dolores de cabeza, incluyendo cuándo comenzaron y cómo se sienten. Asegúrese de enumerar todos los medicamentos que está tomando, incluyendo las dosis.

Su médico probablemente hará un examen físico para detectar signos de enfermedad, infección o problemas neurológicos. Si la causa de sus dolores de cabeza sigue siendo incierta, puede necesitar exámenes de sangre o de orina para identificar cualquier condición médica subyacente. A veces también se recomiendan estudios de imagen como rayos X, tomografía computarizada o resonancia magnética.

Prevención

Cuidarse bien puede ayudar a prevenir dolores de cabeza diarios crónicos.

1. Evite posibles causas: Si no está seguro de qué causa sus dolores de cabeza, guarde un diario de dolor de cabeza. Incluya detalles sobre cada dolor de cabeza.

¿Cuándo empezó? ¿Qué estabas haciendo en ese momento? ¿Qué comiste ese día? ¿Cómo dormiste la noche anterior? ¿Cuál es tu nivel de estrés? ¿Cuánto duró el dolor de cabeza? ¿Qué, si algo, proporcionó alivio? Usted puede ver una relación y entonces usted puede ser capaz de prevenir futuros dolores de cabeza.

2. Duerma lo suficiente: Ve a la cama y despierta a la misma hora todos los días e incluso los fines de semana. Si no está cansado a la hora de acostarse, lea o vea la televisión hasta que se sienta soñoliento.

3. No salte las comidas: Comience el día con un desayuno saludable. Coma el almuerzo y la cena aproximadamente a la misma hora todos los días. Evite los alimentos que parecen desencadenar dolores de cabeza.

4. Ejercicio: El ejercicio hace que su cuerpo libere sustancias químicas que bloquean las señales de dolor a su cerebro. Elija los ejercicios que obtendrá el placer de, como caminar, trotar, nadar o andar en bicicleta. Recuerde comenzar despacio.

5. Disminuya el estrés: Sea más organizado. La organización en su vida reducirá el estrés. No trate de hacer mucho a la vez. Tómelo un día a la vez y sea positivo. El pensamiento positivo es muy eficaz.

6. Relájese: Tómeme algo de tiempo.

7. Dejar de fumar: fumar puede causar dolores de cabeza o empeorarlos, incluso crónico.

Tratamiento
El tratamiento de cualquier enfermedad o condición subyacente a menudo detiene dolores de cabeza diarios crónicos.

Cuando no hay enfermedades o condiciones subyacentes están presentes, el tratamiento se centra en detener el dolor antes de que comience. Las estrategias específicas de prevención varían, dependiendo del tipo de dolor de cabeza que tenga y de si el uso excesivo de medicamentos está contribuyendo a estos dolores de cabeza.

Si está tomando analgésicos más de dos días a la semana, el primer paso en el tratamiento puede ser dejar de usar estos medicamentos. Cuando esté listo para comenzar la terapia preventiva, su médico puede recomendar cualquiera de los elementos a continuación.

  • Antidepresivos
  • Beta-bloqueadores: Estos medicamentos, comúnmente utilizados para tratar la presión arterial alta, son también un pilar para prevenir las migrañas episódicas.
  • Medicamentos contra las convulsiones: Algunos medicamentos contra las convulsiones parecen prevenir las migrañas. Ahora estos medicamentos se pueden utilizar para prevenir dolores de cabeza diarios crónicos también.
  • Relajantes musculares.
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

Desafortunadamente, algunas cefaleas crónicas diarias permanecen resistentes a los medicamentos.

Otras opciones de tratamiento

Acupuntura. Esta antigua técnica utiliza agujas finas para promover la liberación de analgésicos naturales y otros productos químicos en el sistema nervioso central. Hay algunas pruebas de que puede ayudar a controlar dolores de cabeza y otras condiciones que causan dolor crónico.

Bio-feedback. Con esta técnica de relajación, puede aprender a controlar dolores de cabeza mediante la producción de cambios en las respuestas corporales como la tensión muscular, la frecuencia cardíaca y la temperatura de la piel.

Hipnosis. Durante una sesión de hipnosis, un hipnotizador entrenado podría sugerir maneras de disminuir su percepción del dolor y aumentar su capacidad para hacer frente a ella – como la visualización de un lugar tranquilo y seguro cuando un dolor de cabeza golpea.

Meditación. Durante la meditación, se enfoca en una actividad simple, como respirar o repetir una sola palabra o frase. La práctica crea un estado profundamente relajante en el que su respiración se ralentiza y sus músculos se relajan, lo que puede ayudarle a controlar el dolor y reducir el estrés que puede causar o empeorar un dolor de cabeza.

Masaje. El masaje puede reducir el estrés, aliviar la tensión y promover la relajación. Aunque su valor como un tratamiento de dolor de cabeza no se ha determinado, el masaje puede ser particularmente útil si tiene los músculos tensos y sensibles en la parte posterior de la cabeza, el cuello y los hombros.

Hierbas, Vitaminas Y Minerales. Algunos suplementos dietéticos parecen ayudar a prevenir o aliviar algunos tipos de dolores de cabeza, pero hay poco apoyo científico para estas afirmaciones. Si está considerando usar suplementos para tratar dolores de cabeza, consulte con su médico. Algunos suplementos pueden interferir con la efectividad de medicamentos recetados o de venta libre o tienen otros efectos nocivos.

Cuidado quiropráctico. La manipulación espinal puede tratar eficazmente algunos tipos de dolor, pero los estudios no apoyan las afirmaciones de que la atención quiropráctica alivia los dolores de cabeza. Manipulación quiropráctica del cuello se ha asociado con lesiones a los vasos sanguíneos que suministran el cerebro. Rara vez, esto puede causar un derrame cerebral.

Si desea probar una terapia complementaria o alternativa, discuta los riesgos y beneficios con su médico.

Fuente: hcurejoy.com