8 OPCIONES DE TRATAMIENTO PARA EL TRASTORNO DE DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD

Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad, se caracteriza por dificultades significativas con la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad, o una combinación de ambos. No hay cura conocida, aunque hay una serie de opciones naturales que pueden ayudar a los que tienen la condición de manejar eficazmente sus síntomas.

  1. Crear una rutina: Los niños con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad, se sienten atraídos por nuevas actividades, aventura y cambio, pero están equilibrados por lo opuesto, crean un ambiente calmado para él en casa.
  1. Relajación: Haga una relajación de 5 a 10 minutos con su hijo al menos una vez al día. Acuéstese en el suelo o en la cama, apoyando su cabeza con una almohada y cubriéndose con una manta para mantenerse caliente, relajarse y profundizar su aliento, lo que ayuda a su interruptor CNS.
  1. Masaje de la hora de acostarse: El aceite es el balanceador por excelencia, por lo que un masaje durante la hora de acostarse es particularmente calmante para los niños con TDAH. Trate de hacerlo al menos una vez a la semana.
  1. Dieta y nutrición: Dele a su hijo 50 mg de vitaminas del complejo B y 100 a 200 mg de aceites de pescado para niños. Estos suplementos nutren y estabilizan el SNC mientras mejoran la estabilidad del estado de ánimo, el enfoque mental y la función cerebral.
  1. Rx Natural: Las hierbas que calman y nutren el sistema nervioso, incluyen el bálsamo de limón, la manzanilla, el lúpulo, la flor de la pasión, la calavera, el brahmi, la valeriana y la hierba de San Juan. Pueden tomarse en forma segura como tés o tinturas.
  1. Tiempo de espera de la tecnología: Trate de limitar la cantidad de exposición electromagnética que su hijo está recibiendo reduciendo su tiempo de pantalla a una hora o menos al día.
  1. Tratamientos terapéuticos para el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad:
  • Psicoterapia
  • Terapia de Comportamiento
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Grupos de apoyo
  • Entrenamiento de Habilidades Parentales
  1. Medicación: Al monitorear cuidadosamente el comportamiento de su hijo, usted puede ayudar a su médico a encontrar la dosis y el horario que le permitan tener éxito en la escuela, mientras disminuye sus posibilidades de experimentar efectos secundarios. Los estimulantes del sistema nervioso central más comúnmente prescritos, equilibran los niveles de ciertos neurotransmisores (químicos del cerebro) como la dopamina que puede ser inestable en los pacientes con TDAH.

Fuente: positivemed.com