7 CONSEJOS ÚTILES PARA EL CUIDADO DE LOS PIES PARA DIABÉTICOS

Cuidado de los Pies en los Diabéticos

Los diabéticos a menudo se les advierte que mantengan sus pies en forma y lejos de lesiones o infecciones. Si usted es diabético, cualquier lesión puede ser peligrosa, incluso fatal. Teniendo en cuenta que los pies son la parte más vulnerable del cuerpo para las lesiones, no se arrepentirá de tomar un cuidado extra para mantener esa parte de su anatomía segura.

Es importante cuidar bien sus pies si es diabético. Debe comenzar con el examen cuidadoso de los pies todos los días para las heridas o cortes. Lavarlos bien, secarlos e hidratarlos poco después con cualquier crema para los pies o gel de aloe vera. Mantenga las uñas recortadas en un corte recto para evitar dañar las esquinas de las uñas de los pies. Sea activo y mantenga la sangre fluyendo a sus pies. Usar el calzado adecuado que no dañe los pies es igualmente importante. En el caso de callos o callos que le molestan, llévelo inmediatamente al médico. Recuerde que usar cualquier objeto afilado está fuera de límites para los diabéticos.

Según la American Diabetes Association (ADA), los problemas de los pies son una causa importante de morbilidad, mortalidad y discapacidad en las personas con diabetes. Uno de los factores que pueden conducir a la ulceración del pie o a otros problemas en los pies es la neuropatía periférica o daño a los nervios que puede conducir a alteraciones en la sensibilidad, función de órganos defectuosos, etc. Otro factor es la presión excesiva sobre el pie (presión plantar). El tercer factor es un traumatismo, especialmente de carácter repetitivo. Se estima que el 15 por ciento de los diabéticos se verán afectados por las úlceras en los pies durante su vida. Alrededor del 14-24 por ciento de estos diabéticos requerirá amputación de las extremidades inferiores. Sin embargo, con un cuidado simple pero apropiado y regular, las cosas no necesitan alcanzar etapas tan drásticas.

Cómo Prevenir Lesiones y Complicaciones en el Pie

La prevención de las complicaciones del pie comienza con la identificación del riesgo. El paciente debe examinar sus pies para la pérdida de sensación y hacer una evaluación completa de la presión plantar y distribución de la carga plantar. También debe detectar cualquier tipo de enfermedad vascular y mantener siempre niveles adecuados de azúcar.

Los pacientes con diabetes también deben aprender a entender el cuidado apropiado de los pies. Se debe instruir a los pacientes de bajo riesgo sobre la higiene del pie, el calzado adecuado, evitar el traumatismo de los pies, la necesidad de dejar de fumar y las acciones que deben tomarse si se desarrollan problemas. También se debe enseñar a los pacientes de alto riesgo a realizar inspecciones diarias.

Consejos sobre cómo cuidar sus pies si tiene diabetes

La American Diabetes Association enumera varios rituales de cuidado de los pies que los diabéticos deben seguir:

1. Compruebe sus pies cada día
Verifique si hay cortes, llagas, hinchazón, manchas rojas o uñas infectadas. A veces los diabéticos pueden no sentir dolor en sus pies. Por lo tanto, los pies deben ser revisados ​​a fondo a diario. Las personas que no pueden agacharse para ver debajo de sus pies pueden usar un espejo o pedirle a alguien que lo compruebe.

2. Lávese los pies a fondo
Los diabéticos deben lavarse los pies todos los días en agua tibia. Después del lavado, seque los pies y aplique almidón de maíz o polvo de talco entre los dedos de los pies para asegurarse de que la piel está seca. Recuerde que no es aconsejable empapar los pies ya que tiende a secar la piel.

3. Hidratar después de la limpieza
Asegúrese de aplicar loción o crema o incluso vaselina en los pies para mantenerlos hidratados y suaves.

El aloe vera gel es a menudo recomendado como un hidratante eficaz. Sin embargo, asegúrese de hidratar sólo la parte superior e inferior de los pies y no entre los dedos, ya que esto podría conducir a algunas infecciones.

4. Recorte las uñas
El mejor momento para cortar sus uñas de los pies es justo después de un baño cuando las uñas están empapadas y suaves. Y la mejor manera de recortar las uñas es cortarlas directamente. Evite cortar en las esquinas de las uñas de los pies. Usted puede suavizar las esquinas después con un archivo de clavo o una tabla de esmeril.

5. Use el calzado adecuado siempre
En todo momento, use calzado para proteger sus pies, tanto en el interior como en el exterior. Use calcetines, o medias o medias con su calzado para evitar llagas o ampollas. Use zapatos que se ajusten bien y proteja sus pies correctamente. La elección del tipo adecuado de calzado es también importante. Sus zapatos deben apoyar sus pies y permitirles respirar. Zapatos deportivos o zapatos para caminar son ideales para esto. No use zapatos con dedos puntiagudos o tacones altos con demasiada frecuencia ya que ponen presión sobre los dedos de los pies. Asegúrese de que sus zapatos dan a los dedos de los pies el espacio suficiente. Evite los zapatos de plástico o vinilo ya que no se estiran ni respiran.

6. Mantener la sangre fluyendo
Los diabéticos deben asegurarse de que el flujo sanguíneo a los pies no se vea obstaculizado de ninguna manera. No use calcetines ajustados, bandas elásticas o elásticos alrededor de sus piernas. Ponga los pies en alto cuando esté sentado. Otra forma de asegurar el flujo sanguíneo es mover el tobillo hacia arriba y hacia abajo y hacia adentro y hacia afuera. También puede retorcerse los dedos de los pies durante unos cinco minutos dos o tres veces al día. Pero lo principal aquí es dejar de fumar, ya que fumar puede conducir a una reducción del flujo sanguíneo a sus pies.

7. Sea Activo
No puede haber mejor manera de mejorar el flujo sanguíneo y el bienestar general de los pies que estar activo. Caminar, nadar, bailar, andar en bicicleta, etc. son buenas maneras de mantenerse en forma y activos. Sin embargo, si usted no es una persona activa, comience lento. Además, asegúrese de estar usando el calzado adecuado para apoyar sus pies y su actividad.

¿Cómo Cuidar de los Callos?

No corte los callos. Láminas de afeitar, yesos de maíz, maíz y eliminadores de callos están fuera de límites para los diabéticos, ya que estos pueden dañar la piel y conducir a una infección. En su lugar, hable con su médico acerca de la mejor manera de abordar el problema. Si el médico recomienda piedra pómez para suavizar los callos, debe hacerlo después de un baño cuando el área es blanda. Frote suavemente, en una dirección, para evitar rasgar la piel.

El cuidado adecuado de los pies ayuda a prevenir las complicaciones relacionadas con la diabetes. Manténgase activo, manténgase alerta. Y siempre use el calzado adecuado.

Fuente: everydayhealth.com