COMPROBAR PARÁSITOS O CÁNCER SOLO MIRANDO EL CUELLO

Cómo saber si hay parásitos o cáncer con solo mirar el cuello

Compruebe si Tiene Parásitos o Cáncer Mirando su Cuello. Hacer un autoexamen rápido es una forma rápida y fácil de detectar ganglios linfáticos hinchados y otros bultos o protuberancias que podrían causar preocupación. Estas glándulas que se encuentran comúnmente en el cuello, la axila, la ingle y la espalda son una parte importante del sistema inmunológico que ayuda a su cuerpo a protegerse de la infección y la enfermedad, por lo que también puede servir como señal de advertencia para muchas enfermedades y condiciones. De hecho, simplemente comprobando los ganglios linfáticos en su cuello, usted puede saber si está en riesgo de parásitos o cáncer.

Sus ganglios linfáticos son pequeñas glándulas en forma de riñón que transportan nutrientes, desechos y fluidos del torrente sanguíneo y de los tejidos corporales. Por lo general, los ganglios linfáticos no son incómodos o dolorosos, y es probable que ni siquiera saben que están allí. Sin embargo, si uno de sus ganglios linfáticos se hincha o inflama, eso es un buen indicador de que algo está mal.

Anuncio

Causas comunes de ganglios hinchados por parásitos o cáncer

Si descubre un bache en su cuello, detrás de su oreja, o en otros lugares, es probable que un ganglio linfático hinchado. Aunque es probable que la hinchazón no sea más grave que un resfriado común, es importante que su médico evalúe la glándula para resolver nuestras preocupaciones más graves, como una lesión, inflamación, parásitos y cáncer. Algunas de las causas más comunes de hinchazón de los ganglios linfáticos situados en el cuello específicamente son:

  • El resfriado común, el sarampión, la varicela, el mono y otros virus comunes, así como afecciones más graves, como el herpes y el VIH
  • Estreptococos, estafilococos, enfermedad de arañazos de gato, tuberculosis y otras enfermedades bacterianas, así como afecciones de transmisión sexual, como la sífilis y la clamidia
  • Histoplasmosis, coccidiomicosis y otras enfermedades fúngicas
  • Toxoplasmosis y otras infestaciones parasitarias
  • Lupus, artritis reumatoide y una serie de otras condiciones inflamatorias
  • Cáncer de pulmón, linfomas, leucemia y otros tipos de cáncer relacionados con el sistema linfático

No hay manera segura de identificar un bulto en el cuello como un ganglio linfático hinchado. Sin embargo, usted debe comprobar regularmente su cuello usando dos a tres dedos y aplicando la presión suave a lo largo de los lados, de la parte posterior y de la base de su cuello. Los hinchazones pueden aparecer en una variedad de tamaños, que van desde tan pequeño como un guisante hasta tan grande como una cereza. Es importante entender que las glándulas inflamadas no siempre son un signo de una enfermedad. En muchos casos, una glándula de menos de un centímetro y tamaño puede ser normal; Sin embargo, si se hincha, puede llegar a ser el doble o el triple del tamaño que normalmente es.

Anuncio

Otros signos de que una enfermedad u otra preocupación médica están en juego, incluyen:

  • Calor, inflamación y enrojecimiento en el sitio del ganglio linfático
  • Grumos inusuales
  • Dolor o sensibilidad al tocar el ganglio linfático
  • Síntomas concurrentes de infección, como dolor de garganta, llagas en la boca, fatiga, tos, secreción nasal, sudoración, escalofríos y / o fiebre

Tratamiento para Glándulas Inflamadas

En algunos casos las glándulas pueden volver a su tamaño normal sin tratamiento, pero en otros casos se requiere un tratamiento eficaz. El tratamiento exacto depende de la causa del síntoma. Por ejemplo, si se sospecha cáncer, su médico realizará una biopsia del ganglio linfático para ayudar a confirmar el diagnóstico. Si el problema es una infección viral o bacteriana, se le prescribirá la medicación. Además, otros remedios holísticos o naturales se pueden aplicar para tratar eficazmente la condición en muchos casos.

Medicina homeopática: se pueden aplicar remedios homeopáticos para tratar las glándulas linfáticas hinchadas. Solubilis mercante, kali muriaticum, y otros tratamientos, así como tintura homeopática puede ayudar a drenar el sistema linfático y estimular una respuesta inmune adecuada.

Tratamientos herbales: Los remedios herbarios también se pueden aplicar para tratar la condición. El ajo es uno de los tratamientos antiinflamatorios y antibacterianos más conocidos. Ayudará a reducir la inflamación y apoyar la función inmune regular. Otros remedios herbales que deben ayudar incluyen Echinacea, raíz de regaliz, cúrcuma, jengibre, goldenseal, plata coloidal, cleavers, y más.

Suplementos nutricionales: vitaminas y minerales también pueden apoyar el sistema inmunológico y restaurar la función linfática. La vitamina A, la vitamina C, el zinc, el selenio, la vitamina D3, el aceite de pescado y los probióticos son remedios eficaces dependiendo de la causa de la inflamación.

Si usted ha completado recientemente un autoexamen o simplemente ha pasado la mano sobre su cuello o detrás de su oreja y descubrió un bulto, es probable que un ganglio linfático hinchado sea la causa. Si bien el problema puede ser menor, es importante consultar a su médico, ya que la inflamación podría estar vinculada a preocupaciones más agresivas, como una infección bacteriana, parásitos y cáncer.

Fuente: positivemed.com

Anuncio