5 TRATAMIENTOS Y REMEDIOS QUE PODRÍAN AYUDAR A TRATAR EL LUPUS

Conoce el Lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica en la que el sistema inmune ataca los propios tejidos y órganos sanos del cuerpo. Hace que los altos niveles de inflamación persistente, puedan afectar negativamente a casi todas las partes del cuerpo: el corazón, las articulaciones, el cerebro, los riñones, los pulmones y las glándulas endocrinas, por ejemplo.

Debido a que los síntomas del lupus son muy similares a muchas otras condiciones de salud, puede ser muy difícil de diagnosticar.

¿Qué causa el lupus?

Es una condición inflamatoria que se desencadena por un número de factores que hacen que el sistema inmune ataque erróneamente el tejido sano del cuerpo. La causa exacta del lupus todavía no está totalmente de acuerdo por la comunidad médica, pero los investigadores saben que la genética y el estilo de vida de una persona, juegan un papel en el desencadenamiento de la inflamación.

Las causas potenciales de lupus incluyen reacciones alérgicas, virus, estrés emocional, la interrupción de estrógeno debido al embarazo o el control de la natalidad, los desequilibrios hormonales, mala digestión, y la toxicidad de metales.

Factores de riesgo del Lupus, incluyen:

  • Susceptibilidad genética y antecedentes familiares de lupus u otros trastornos autoinmunes
  • Ser mujer
  • Estar entre las edades de 15-45
  • Ser afroamericanos, asiático o americano nativo decente
  • Una dieta pobre y deficiencia de nutrientes
  • Problemas gastrointestinales como el síndrome del intestino permeable
  • Alergias alimentarias y sensibilidades
  • Exposición de toxicidad
  • Una historia de infecciones y otros trastornos autoinmunes

Síntomas del lupus y señales de advertencia

Los síntomas más comunes del lupus son:

  • Fatiga crónica
  • Dolores en las articulaciones
  • Dolores musculares
  • Rigidez, hinchazón y edema
  • Dificultad para respirar y dolor en el pecho
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Erupciones cutáneas y quemaduras de sol
  • Depresión y ansiedad
  • Insomnio
  • Visión borrosa y sequedad en los ojos
  • Boca y la nariz llagas y úlceras
  • Anemia y debilidad
  • Pérdida de memoria y confusión
  • Complicaciones, incluyendo un mayor riesgo de presión arterial alta y enfermedades del corazón, daño renal, daño pulmonar, infecciones, convulsiones y accidente cerebrovascular
  • Convencional de tratamiento del lupus: Riesgos y efectos secundarios

Esta enfermedad suele ser tratada por médicos convencionales con una combinación de las recetas y los cambios de estilo de vida. Algunos pacientes se prescriben numerosas recetas a la vez y se les dice que sea necesario “experimentar” por un tiempo con diferentes combinaciones de medicamentos para obtener los síntomas bajo control. Esto puede causar mucha ansiedad, muchos efectos secundarios, a veces dependencia de las drogas y un riesgo mucho mayor de otros problemas.

Tratamiento Natural del Lupus

Según la Lupus Foundation of America, las personas recurren a diversas terapias naturales y medicinas alternativas para ayudar a controlar sus síntomas. Estos pueden incluir la homeopatía y el uso de hierbas, la atención quiropráctica, la medicina china tradicional (como la acupuntura y el tai chi), el Ayurveda y el yoga, la naturopatía, terapia de masaje, la meditación, la oración y espiritualidad.

Estas son algunas de las opciones más eficaces para el tratamiento natural del lupus:

1.Dieta Anti-inflamatorio. Las investigaciones muestran que una dieta saludable, sin procesar es muy importante para la gestión del lupus, ya que ayuda a controlar la inflamación derivada de una mala salud intestinal, reduce el riesgo de complicaciones como enfermedades del corazón, ayuda a construir la fuerza y la energía, y reduce los efectos secundarios de los medicamentos.

Los mejores alimentos para el lupus incluyen ciertas comidas para aliviar la irritación de la piel y la sequedad que está muy comúnmente asociada al lupus. Alimentos que ayudan a hidratar la piel desde adentro hacia afuera incluyen:

  • Aguacate
  • Nueces y semillas de chía como, lino, las nueces y las almendras
  • Aceite de coco y aceite de oliva
  • Peces capturados en la naturaleza
  • Leche cruda
  • Pepinos y melones
  • Beber mucha agua y té de hierbas y té verde

2. Ejercicio. Debido a que el lupus puede causar fatiga crónica, desequilibrios electrolíticos y la anemia, es crucial comenzar lentamente y no se esfuerce demasiado. Tome suficiente descanso entre los entrenamientos para recuperarse y coma dentro de una ventana corta después de hacer ejercicio. Las actividades que pueden ser beneficiosos para las personas con lupus son unos 20-30 minutos de los siguientes ejercicios a la vez: caminar a paso ligero, natación, aeróbic acuático, tai chi, yoga, ciclismo, Pilates o utilizando una máquina elíptica.

3. Reducción de Estrés. El estrés psicológico y emocional puede desencadenar el lupus (y otras enfermedades autoinmunes) o provocar un brote de lupus en marcha mediante el aumento de las respuestas inflamatorias.

Muchas personas han encontrado relajación en la meditación, el yoga y la acupuntura, son modalidades de tratamiento que vale la pena considerar, ya que tienen numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. Otras formas de ayudar a manejar el estrés incluyen pasar tiempo en la naturaleza, técnicas de respiración, ejercicio, rezar, hacer un diario, la lectura, uniéndose a un grupo de apoyo, ver a un terapeuta y el uso de aceites esenciales para la ansiedad.

4. Duerma y descanse lo suficiente. Dado que la fatiga es un gran obstáculo para la mayoría de las personas con lupus, tome medidas para asegurarse de que está recibiendo suficiente sueño de calidad todas las noches.

Consejos para reducir y hacer frente a la fatiga causada por el lupus:

  • Trate de ir a la cama antes de 10 p.m. todas las noches.
  • Adhiérase a un horario regular de sueño, con el fin de regular el ritmo circadiano y dormirse más fácilmente.
  • Duerma en una habitación fresca, muy oscura, evite las luces artificiales de la electrónica al menos una o dos horas antes de acostarse.
  • Tome de 10-15 minutos por la mañana para respirar.
  • Siempre comer un desayuno abundante para darle energía a la mañana.
  • Reducir o eliminar las bebidas con cafeína.
  • Trate de hacer algo activo en la mañana para obtener su ritmo cardíaco.
  • Hacer un horario para el día de mantenerse organizado y tranquilo, dejando a sí mismo tiempo para las pausas breves.

5. La protección y la curación de la piel sensible. Las erupciones en la piel asociadas con el lupus, son causadas por una respuesta inflamatoria subyacente. Es importante proteger la piel sensible del sol, si la piel comienza a mostrar signos de una erupción cutánea, urticaria o enrojecimiento. Ciertos productos químicos del hogar pueden empeorar la inflamación de la piel y hacer que la sequedad empeore.

Algunos de los principales consejos que le pueden ayudar a curar y proteger la piel sensible causada por el lupus, incluyen:

  • Evite la luz directa del sol durante las horas pico del día, especialmente de 9 a.m. a 3 p.m.
  • Use protector solar no tóxico con un SPF de 50 o superior, gafas de sol y un sombrero.
  • Tenga un humidificador en su cuarto para ayudar a mantener la piel húmeda.
  • Cambie a productos orgánicos, preparados con ingredientes naturales como el aceite de coco, aceite de jojoba, manteca de karité y aceites esenciales.
  • Evitar duchas muy calientes.
  • Consumir gran cantidad de vitamina E o tomar un suplemento.
  • Evitar el uso de desodorantes, perfumes, lociones perfumadas y el maquillaje que contiene productos químicos.

Fuente: draxe.com/