ANSIEDAD POR EXAMEN EN ESTUDIANTES: SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTOS

Ansiedad por examen en estudiantes

Muchas personas experimentan estrés o ansiedad antes de un examen. De hecho, un poco de nerviosismo puede ayudarte a rendir al máximo. Sin embargo, cuando esta angustia se vuelve tan excesiva que realmente interfiere con el rendimiento en un examen, se conoce como ansiedad ante los exámenes.

¿Qué se siente al experimentar ansiedad ante un examen? Prestaste atención en clase, tomaste apuntes detallados, leíste cada capítulo e incluso asististe a sesiones de estudio adicionales después de la clase, por lo que deberías hacer un excelente examen, ¿verdad? Sin embargo, cuando se presenta el examen, se siente tan nervioso que deja en blanco las respuestas incluso a las preguntas más fáciles. Si esta experiencia le suena familiar, entonces podría estar sufriendo de ansiedad ante los exámenes.

Anuncio

¿Qué es la ansiedad de un examen?

La ansiedad ante los exámenes es una condición psicológica en la cual las personas experimentan angustia y ansiedad extremas en situaciones de prueba. Si bien muchas personas experimentan cierto grado de estrés y ansiedad antes y durante los exámenes, la ansiedad por los exámenes puede afectar el aprendizaje y afectar el rendimiento de los exámenes.

Otros ejemplos de ansiedad por el rendimiento:

  • Un jugador de baloncesto de la escuela secundaria se pone muy ansioso antes de un gran juego. Durante el juego, está tan abrumado por este estrés que comienza a perder incluso tiros fáciles.
  • Un estudiante de violín se pone extremadamente nervioso antes de un recital. Durante la actuación, se equivoca en varios pasajes clave y agita su solo.
  • Durante una presentación de trabajo, un empresario se congela y olvida la información que iba a presentar a sus compañeros de trabajo y gerente.

Si bien las personas tienen las habilidades y el conocimiento para hacerlo bien en estas situaciones, su ansiedad excesiva perjudica su rendimiento.

La gravedad de la ansiedad ante los exámenes puede variar considerablemente de una persona a otra. Algunas personas pueden sentir que tienen “mariposas” en el estómago y otras pueden tener dificultades para concentrarse en el examen.

Un poco de nerviosismo en realidad puede ser útil, haciéndote sentir mentalmente alerta y listo para enfrentar los desafíos presentados en un examen. La ley de Yerkes-Dodson sugiere que existe un vínculo entre los niveles de excitación y el rendimiento. Esencialmente, el aumento de los niveles de excitación puede ayudarlo a mejorar en los exámenes, pero solo hasta cierto punto. Una vez que estos niveles de estrés cruzan esa línea, la ansiedad excesiva que puede experimentar puede interferir con el rendimiento de la prueba.

El miedo excesivo puede dificultar la concentración y podría tener dificultades para recordar cosas que ha estudiado. Puede sentir que toda la información que pasó mucho tiempo revisando de repente parece inaccesible en su mente. Usted deja en blanco las respuestas a las preguntas a las que sabe que conoce las respuestas. Esta incapacidad para concentrarse y recordar información contribuye a una mayor ansiedad y estrés, lo que hace que sea mucho más difícil concentrar su atención en la prueba.

Síntomas de ansiedad ante un examen

Los síntomas de la ansiedad ante los exámenes pueden variar considerablemente y varían de leves a severos. Algunos estudiantes experimentan solo síntomas leves de ansiedad ante los exámenes y aún pueden obtener resultados bastante buenos en los exámenes. Otros estudiantes están casi incapacitados por su ansiedad, se desempeñan deprimentemente en las pruebas o experimentan ataques de pánico antes o durante los exámenes.

Los síntomas físicos comunes incluyen cosas como dolores de cabeza, diarrea, respiración rápida y mareos. Otros pueden experimentar un latido acelerado y una sensación de temblor. En los casos más graves, las personas pueden sentir náuseas y falta de aliento o incluso experimentar un ataque de pánico completo.

La ansiedad ante los exámenes también puede dar lugar a síntomas conductuales y cognitivos, como el pensamiento negativo y la dificultad para concentrarse. Las personas que experimentan ansiedad ante los exámenes pueden compararse con otros estudiantes y creer erróneamente que son la única persona que sufre de una ansiedad tan terrible. Otros síntomas de ansiedad ante los exámenes pueden involucrar emociones tales como una sensación de impotencia, miedo, enojo y decepción.

Los síntomas físicos de la ansiedad ante los exámenes incluyen sudoración, temblores, latidos cardíacos rápidos, boca seca, desmayos y náuseas. Los casos más leves de ansiedad ante los exámenes pueden causar una sensación de “mariposas” en el estómago, mientras que los casos más graves pueden causar que los estudiantes se enfermen físicamente.

Los síntomas cognitivos y de comportamiento pueden incluir inquietud o evitar por completo las situaciones de prueba. En algunos casos, la ansiedad ante los exámenes puede ser tan grave que los estudiantes abandonarán la escuela para evitar la fuente de su miedo. El abuso de sustancias también puede ocurrir ya que muchos estudiantes intentan auto tratarse su ansiedad tomando medicamentos como medicamentos recetados y alcohol. Muchas personas con ansiedad por el examen informan que no responden a la prueba, a pesar de que estudiaron a fondo la información y estaban seguros de saber las respuestas a las preguntas. El diálogo interno negativo, la dificultad para concentrarse en la prueba y los pensamientos acelerados también son síntomas cognitivos comunes de la ansiedad ante las pruebas.

Anuncio

Los síntomas emocionales de la ansiedad ante los exámenes pueden incluir depresión, baja autoestima, enojo y un sentimiento de desesperanza. Los estudiantes a menudo se sienten impotentes para cambiar su situación o menospreciarlos y regañarse a sí mismos por sus síntomas y bajo rendimiento en las pruebas.

Afortunadamente, hay pasos que los estudiantes pueden tomar para aliviar estos síntomas desagradables y a menudo dañinos. Al aprender más sobre las posibles causas de su ansiedad ante los exámenes, los estudiantes pueden comenzar a buscar soluciones útiles.

Causas de la ansiedad antes de un examen

Si bien la ansiedad ante los exámenes puede ser muy estresante para los estudiantes que la padecen, muchas personas no se dan cuenta de que en realidad es bastante común. El nerviosismo y la ansiedad son reacciones perfectamente normales al estrés. Sin embargo, para algunas personas, este miedo puede llegar a ser tan intenso que en realidad interfiere con su capacidad para desempeñarse bien.

Entonces, ¿qué causa la ansiedad ante los exámenes? Para muchos estudiantes, puede ser una combinación de cosas. Los malos hábitos de estudio, el bajo rendimiento de las pruebas anteriores y un problema de ansiedad subyacente pueden contribuir a la ansiedad de la prueba.

Algunas posibles causas de ansiedad ante los exámenes incluyen:

  • Una historia de malos resultados de las pruebas. Si le ha ido mal en las pruebas anteriormente, ya sea porque no estudió lo suficientemente bien o porque estaba muy ansioso, no podía recordar las respuestas, esto puede causar aún más ansiedad y una actitud negativa cada vez que tiene que tomar otra prueba.
  • No estar preparado Si no estudió o no estudió lo suficientemente bien, esto puede aumentar su sensación de ansiedad.
  • Tener miedo al fracaso. Si conecta su sentido de autoestima con los puntajes de sus exámenes, la presión que ejerce sobre usted mismo puede causar ansiedad severa en los exámenes.

Causas biológicas de la ansiedad de prueba

En situaciones estresantes, como antes y durante un examen, el cuerpo libera una hormona llamada adrenalina. Esto ayuda a preparar al cuerpo para hacer frente a lo que está por suceder y se conoce comúnmente como la respuesta de “lucha o huida”. Esencialmente, esta respuesta te prepara para quedarte y lidiar con el estrés o escapar de la situación por completo. En muchos casos, esta descarga de adrenalina es realmente algo bueno. Te ayuda a prepararte para lidiar efectivamente con situaciones estresantes, asegurando que estés alerta y listo.

Sin embargo, para algunas personas, los síntomas de ansiedad que sienten pueden llegar a ser tan excesivos que hace que sea difícil o incluso imposible concentrarse en la prueba. Los síntomas como náuseas, sudoración y estrechar las manos en realidad pueden hacer que las personas se sientan aún más nerviosas, especialmente si se preocupan por estos síntomas de ansiedad de prueba.

Causas Mentales de Ansiedad de Prueba

Además de las causas biológicas subyacentes de la ansiedad, hay muchos factores mentales que pueden desempeñar un papel en esta afección. Las expectativas de los estudiantes son un factor mental importante. Por ejemplo, si un estudiante cree que se desempeñará mal en un examen, es mucho más probable que se ponga ansioso antes y durante un examen.

La ansiedad ante los exámenes también puede convertirse en un círculo vicioso. Después de experimentar ansiedad durante un examen, los estudiantes pueden volverse tan temerosos de que vuelva a ocurrir que en realidad se vuelven aún más ansiosos durante el próximo examen. Después de soportar repetidamente la ansiedad ante los exámenes, los estudiantes pueden comenzar a sentir que no tienen poder para cambiar la situación.

Superar la ansiedad por exámenes

Entonces, ¿qué puede hacer exactamente para prevenir o minimizar la ansiedad ante los exámenes? Aquí hay algunas estrategias para ayudar:

Asegúrate de estar preparado. Eso significa estudiar temprano para el examen hasta que te sientas cómodo con el material. No esperes hasta la noche anterior. Si no está seguro de cómo estudiar, pídale ayuda a su maestro o padre. Estar preparado aumentará su confianza, lo que disminuirá la ansiedad de su examen.

Desterrar los pensamientos negativos. Si comienza a tener pensamientos ansiosos o derrotados, como “No soy lo suficientemente bueno”, “No estudié lo suficiente” o “No puedo hacer esto”, aleje esos pensamientos y reemplácelos por positivos. pensamientos “Puedo hacer esto”, “Conozco el material” y “Estudié mucho”, pueden ayudar mucho a controlar su nivel de estrés al realizar una prueba.

Dormir lo suficiente. Una buena noche de sueño ayudará a su concentración y memoria.

Respira profundamente. Si comienza a sentirse ansioso mientras se realiza el examen, respire profundamente por la nariz y exhale por la boca. Analice cada pregunta o problema uno por uno, respirando profundamente entre cada uno según sea necesario. Asegurarse de darle a los pulmones suficiente oxígeno puede ayudarlo a concentrarse y sentirse tranquilo.

Evita la trampa perfeccionista. No esperes ser perfecto. Todos cometemos errores y eso está bien. Saber que has hecho lo mejor y has trabajado duro es lo único que importa, no la perfección.

Fuente: verywellmind.com

Anuncio