HERPES LABIAL: REMEDIOS CASEROS PARA TRATARLO NATURALMENTE

¿Qué es el Herpes Labial?

El herpes labial, también conocido como ampollas de fiebre, es doloroso, irritante y vergonzoso, pero lo realmente molesto es que, una vez que te infectas con el virus de herpes labial, en realidad nunca se va y continuará manifestándose cada cierto tiempo, una y otra vez a lo largo de tu vida. Es una infección común de la zona de la boca, causada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1).

El herpes labial se propaga fácilmente, podrías contraerlo en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Si tienes contacto íntimo con una persona infectada.
  • Si toca una lesión de herpes abierta o algo que haya estado en contacto con el virus, ejemplo: máquinas de afeitar, toallas, vasos y otros cualquier otro artículos que se comparta.

Remedios caseros contra el herpes labial

No te apresures en ir a la farmacia, prueba estas recetas caseras naturales, que te ayudarán a curar y deshacerte de este molestoso virus.

Bicarbonato de sodio. El herpes labial se puede curar con algo tan simple como el bicarbonato de sodio. Hierve 100 ml de agua y mezcla con una cucharada de bicarbonato de sodio. Utiliza un hisopo para aplicar la mezcla sobre zona afectada, al menos 2 veces al día.

Limón. El limón tiene propiedades desinfectantes y antisépticas que ayudarán a combatir el virus del herpes labial, para esto tendrás que aplicar unas 4 gotas de limón sobre la ampolla 3 veces al día.

Yogur. El yogur contiene una sustancia que elimina el virus del herpes labial y limpia la zona afectada. Puedes tomarlo o simplemente aplicarlo directamente sobre la ampolla, en este caso se recomienda que esté bien frío.

Ajo. El ajo tiene propiedades que combaten los virus y que pueden ayudar a curar el herpes labial. Tritura 2 dientes de ajo, mezcla con una cucharada de harina y una cucharada de miel. Aplica la crema 2 a 3 veces al día, y verás los resultados rápidamente.

Gotas de Propóleo. Estas gotas pueden secar y desinfectar tu herpes labial. Aplícalas directamente en el área afectada por este virus, y después de aplicar las gotas poner un poco de crema de manzanilla. La crema de manzanilla evitará que el herpes se seque demasiado. Aplica la mezcla y la crema cada 3 horas.

Leche. La leche tiene alto contenido de lisina, que es un componente que inhibe el aminoácido llamado arginina que causa los brotes de herpes labial. Solo debes humedecer un algodón con leche y frotarlo sobre la ampolla.

Sal. Aplica una pequeña cantidad de sal directamente en tu herpes labial, varias veces al día.

Fuente: curejoy.com