7 BENEFICIOS PARA LA SALUD AL TOMAR JUGO DE TOMATE

El Jugo de Tomate

Desde mantener el corazón, el intestino y el hígado saludables hasta luchar contra los cancerígenos para mantenerse libre de cáncer, beber jugo de tomate garantiza que se mantenga saludable en todo momento. El licopeno, los antioxidantes y la vitamina A, entre otros nutrientes, en el jugo de tomate ayudan a mejorar la visión, la piel y el cabello sano y la pérdida de peso.

Hemos dicho muchas veces en el pasado que comer tomates rojos brillantes es un atajo para la salud robusta. Esto se debe a que los tomates son ricos en nutrientes como el folato, la vitamina C, el potasio, etc. Pero lo que verdaderamente establece los tomates es la abundancia de antioxidantes como los carotenoides en ellos, especialmente el licopeno, que se sabe que tiene varios beneficios para la salud. El tomate también ofrece mucha vitamina A. Es rico en otros componentes beneficiosos como vitamina E, flavonoides, fitosteroles y varias otras vitaminas solubles en agua.

Para aprovechar al máximo los beneficios para la salud de los tomates, deben comerse crudos o con un mínimo de cocción. Si los tomates crudos no son su escenario, la siguiente mejor opción es el jugo de tomate. Con una pizca de sal y pimienta de cayena, el jugo de tomate es delicioso, por decir lo menos. Pero primero, veamos si vale la pena beber jugo de tomate.

Beneficios de tomar jugo de tomate

1. Mantente libre de cáncer

La presencia de licopeno carotenoide es por lejos el mejor punto de venta de jugo de tomate. El licopeno es un carotenoide no provitamina A que es responsable de los colores rojo a rosa que se ven en los tomates, el pomelo rosado y otros alimentos. Los productos de tomate procesados ​​son la principal fuente de licopeno en la dieta en los Estados Unidos.

Conocido por poseer actividades antioxidantes, hipolipidémicas y anticancerígenas, el licopeno es el principal compuesto bioactivo presente en los tomates y sus subproductos. ¿Qué significa? Los antioxidantes eliminan los radicales libres para prevenir el daño celular y tisular que, a su vez, previene muchas enfermedades como el cáncer. Además del licopeno, la vitamina C o el ácido ascórbico en el tomate contribuye a prevenir la oxidación. Las actividades anticancerígenas del licopeno protegen al cuerpo de los carcinógenos que causan cáncer.

2. Para una mejor visión

Tomar jugo de tomate todos los días beneficiará sus ojos ya que los tomates son ricos en vitamina A. La vitamina A, también conocida como retinol, mantiene la salud de los tejidos en la retina. El retinol es esencial para la formación de la púrpura visual en la retina, lo que permite la visión con poca luz.

3. Acelera la pérdida de peso

Si está siguiendo una dieta de pérdida de peso, quizás desee incluir el jugo de tomate en su dieta diaria. El licopeno hace su magia aquí nuevamente. El licopeno protege al cuerpo contra las enfermedades metabólicas. Tener licopeno ayuda a reducir la circunferencia de la cintura, el colesterol del suero y los niveles inflamatorios de adipocina en el cuerpo, todo lo cual puede contribuir a un yo mucho más delgado.

4. Desintoxica el hígado

El órgano interno más grande en nuestro cuerpo merece montones de TLC, ya que hace uno de los trabajos cruciales para mantenernos sanos: sangre purificadora que se distribuye en el cuerpo. Dado que el hígado se ocupa de muchas toxinas, también necesita un poco de desintoxicación. Se ha comprobado que los alimentos vegetales como el tomate desintoxican el hígado. El jugo de tomate se considera ampliamente bueno para mejorar la alteración del hígado.

5. Es saludable para el corazón

Un órgano que se beneficiará inmensamente de una dieta diaria de tomates es el corazón. Se sabe que tiene efectos protectores del corazón: reduce el LDL o el colesterol malo y aumenta la resistencia a la oxidación de LDL, todo lo cual significa un corazón más saludable. Se encuentra que el licopeno en el plasma reduce el riesgo de múltiples enfermedades cardiovasculares. Los tomates son la mejor fuente de licopeno.

6. Promueve la salud intestinal

El jugo de tomate tiene un efecto prebiótico en el intestino, aumentando la microbiota intestinal que asegura la salud del intestino. En un estudio realizado con ratas, se encontró que consumir jugo de tomate de forma constante durante cinco semanas contrarrestó el efecto de una dieta alta en grasa en el estómago. Esto fue posible porque el jugo de tomate aumentó la población de bacterias lactobacillus (buenas bacterias intestinales) en el estómago. Un estómago saludable significa un cuerpo sano, ¿no es cierto?

7. La mejor ayuda de belleza

Todavía no hemos terminado. Hay una razón más excelente por la que debe beber jugo de tomate con frecuencia. Es quizás la mejor ayuda de belleza para salir de su cocina. Los tomates son ricos en antioxidantes que evitan que las células se dañen y ayuden a reparar las células y los tejidos. Los antioxidantes en los tomates como el licopeno, el beta-caroteno e incluso la vitamina C aseguran que muchos órganos como la piel se mantengan sanos y brillantes todo el tiempo.

La vitamina C o el ácido ascórbico es otra excelente razón por la que debe tener fe en el jugo de tomate para su salud de la piel y el cabello. La vitamina C ayuda al cuerpo a producir colágeno, una proteína importante para producir la piel, el cartílago, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. La vitamina C es necesaria para curar heridas y para reparar y mantener huesos y dientes. La deficiencia de vitamina C generalmente se manifiesta como piel áspera, seca y escamosa.

Beta-caroteno, el precursor de la vitamina A que se encuentra en las verduras, tiene propiedades antioxidantes, lo que significa que protege a las células del daño tóxico de la oxidación. Ayuda a mantener la salud de las membranas de la piel.

¿No son estas razones lo suficientemente buenas como para incluir un vaso de jugo de tomate en su dieta?

Fuente: curejoy.com