¿POR QUÉ SUDO TANTO? 17 POSIBLES CAUSAS DE SUDORACIÓN EXCESIVA

Sudoración excesiva

Es normal que todos sudamos más en determinadas circunstancias; pero cuando existe sudoración excesiva, si bien la mayoría de nosotros sigue con nuestro día sin pensarlo dos veces, puede convertirse en una fuente de mortificación para las personas que sudan excesivamente, una condición que se conoce médicamente como hiperhidrosis. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar hasta el punto de goteo, como si las glándulas sudoríparas estuvieran constantemente activas.

Si la idea de las manos húmedas o las axilas empañadas te mantiene despierto por la noche o te obliga a evitar el contacto social, es hora de profundizar y encontrar lo que podría estar causándole. La hiperhidrosis puede tomar dos formas. Cuando la sudoración excesiva se generaliza, se produce en todo el cuerpo y se desencadena por una afección subyacente, se conoce como hiperhidrosis secundaria. Puede ser causado por:

  1. Un índice de masa corporal entre 30 y 40 indicaría que eres obeso. Y todos esos kilos de más pueden causar síntomas físicos como aumento de la sudoración, dificultad para respirar, ronquidos y dolor en las articulaciones y la espalda. También puede hacerte sentir cansado y alcanzar tus niveles de confianza.
  1. La menopausia puede provocar sofocos en muchas mujeres. De repente puede sentir calor en la parte superior de su cuerpo o en todas partes. Luego aparecen manchas rojas en la espalda, el pecho y los brazos, seguidos de fuertes sudores y fríos escalofríos. Los sofocos pueden durar entre 30 segundos y 10 minutos y su frecuencia puede variar de mujer a mujer.
  1. Todos sabemos que sus hormonas pueden desbocarse durante el embarazo y desencadenar síntomas como sensibilidad en los senos y náuseas. Estos cambios hormonales también pueden hacer que sus glándulas sudoríparas sean más activas. Esto puede significar un aumento de la sudoración. Sus secreciones vaginales y cervicales también pueden aumentar durante este tiempo. 
  1. Las personas que tienen trastornos de ansiedad experimentan temor y miedo cuando se enfrentan con ciertas situaciones u objetos. Las reacciones físicas como sudoración y latidos cardíacos rápidos son comunes cuando se enfrentan a algo que desencadena su ansiedad. Por ejemplo, las personas con trastorno de ansiedad social pueden experimentar aumento de la sudoración y otros síntomas como náuseas, temblores o ruborizarse cuando están cerca de otras personas, mientras que aquellos con trastorno de pánico pueden experimentar sudores, dificultad para respirar, temblores, latidos de corazón, etc. cuando tienen un ataque de pánico.
  1. Nivel bajo de azúcar en la sangre. El aumento de la sudoración y otros síntomas como cansancio, debilidad, dolor de cabeza, temblores, nerviosismo, irritabilidad y hambre pueden ser señales de que su nivel de azúcar en la sangre es peligrosamente bajo. Esta condición a menudo se asocia con tomar medicamentos para la diabetes que aumentan los niveles de insulina. Saltarse las comidas o comer muy poco también pueden ser desencadenantes. Si tiene síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre, debe analizar el nivel de azúcar en la sangre de inmediato. Si está por debajo de 70 mg / dL, coma de inmediato algo con alto contenido de azúcar. 
  1. El hipertiroidismo es una condición caracterizada por una glándula tiroides hiperactiva. Esta condición puede causar una amplia gama de síntomas, incluida la sudoración. Algunos de los otros síntomas causados ​​por el hipertiroidismo incluyen hinchazón en el cuello, palpitaciones, temblores, piel caliente, palmas rojas, pérdida de cabello, uñas flojas, urticaria, diarrea, irritabilidad, nerviosismo y ansiedad.
  1. Estar borracho o retirarse de las drogas o el alcohol. Estar drogado o drogado también puede causar un aumento en la sudoración. También puede experimentar un aumento en la sudoración y otros síntomas como ansiedad, náuseas y dilatación de las pupilas cuando está en retiro. Tenga en cuenta que retirarse de sustancias adictivas usted mismo puede ser difícil e incluso peligroso. Busque ayuda: un profesional de la salud podrá brindarle el apoyo adecuado.
  1. Ciertos medicamentos. Muchos medicamentos utilizados para tratar condiciones como la depresión y la presión arterial alta, así como los medicamentos psiquiátricos e incluso la aspirina, pueden causar un aumento de la sudoración. Consulte con su médico para averiguar si algún medicamento que esté tomando puede causar este efecto secundario. Su médico puede sugerir medicamentos alternativos si este es el caso.
  1. Ciertas infecciones. Muchas infecciones se asocian con sudoración excesiva. Algunos ejemplos incluyen VIH, endocarditis, osteomielitis, tuberculosis y abscesos.

La endocarditis es una infección poco común que aflige el revestimiento interno de su corazón. Puede ser potencialmente mortal y generalmente es causada por bacterias que viajan a su corazón a través del torrente sanguíneo. Los síntomas iniciales de esta afección pueden incluir alta temperatura, dolor muscular y articular, escalofríos y dolor de cabeza. La endocarditis es más común en personas con válvulas cardíacas artificiales, cardiopatía congénita, miocardiopatía hipertrófica, válvulas cardíacas dañadas y quienes se inyectan drogas.

La osteomielitis es el término médico para una infección ósea. Por lo general, es causada por bacterias y generalmente afecta los huesos de la pierna, aunque también pueden verse afectados otros huesos como los de los brazos o la espalda. Los síntomas de esta afección también pueden incluir fiebre alta, dolor de huesos y enrojecimiento, hinchazón y calor en el área.

Un absceso es una acumulación de pus debido a una infección. Las bacterias invasoras son en su mayoría responsables de estos. Un absceso en su piel se identifica fácilmente, aparece como hinchazón o bulto lleno de pus debajo de la superficie de su piel. Es un poco más difícil identificar uno dentro de su cuerpo, pero, además de la sudoración intensa, puede experimentar signos como dolor en la parte afectada, una sensación general de malestar y una temperatura elevada. Los abscesos cutáneos pequeños pueden desaparecer por sí solos, mientras que los abscesos más grandes pueden necesitar ser drenados. También se le pueden recetar antibióticos para eliminar la infección.

La tuberculosis es una infección bacteriana que generalmente afecta sus pulmones, aunque otras partes del cuerpo como los riñones, los ganglios linfáticos, las articulaciones y los huesos también pueden verse afectados. Se propaga por el aire cuando estás expuesto a la tos o el estornudo de una persona con tuberculosis no tratada. Su médico le recetará un curso de medicamentos para esta enfermedad que durará 6 meses o más. El VIH ataca su sistema inmunitario y hace que sea más difícil para su cuerpo defenderse de las infecciones. La detección del VIH es la única forma de saber si usted tiene esta afección. Sin embargo, las personas que están infectadas pueden experimentar síntomas como sudores nocturnos, pérdida de peso, cansancio, fiebre prolongada, diarrea persistente, erupciones cutáneas y poca resistencia a las infecciones.

  1. Enfermedad de Parkinson. La enfermedad de Parkinson es una enfermedad en la que partes del cerebro se deterioran progresivamente con el tiempo. Ocurre porque tu cerebro no produce suficiente dopamina. Sus genes, así como los factores ambientales, como la exposición a ciertas sustancias químicas, juegan un papel en su desarrollo. Los síntomas principales de la enfermedad de Parkinson son temblores involuntarios, músculos rígidos e inflexibles y movimientos lentos. Algunas personas también pueden experimentar síntomas como aumento de la sudoración, pérdida del sentido del olfato y problemas de memoria.
  1. La acromegalia es un trastorno caracterizado por cantidades excesivas de hormona de crecimiento en el cuerpo. Por lo general, un tumor benigno de la glándula pituitaria es responsable de la liberación de la hormona de crecimiento excesiva. Puede causar síntomas como sudoración, olor corporal, debilidad muscular, sangre en las heces, dolor de cabeza, agrandamiento del corazón, huesos grandes en la cara, dientes muy espaciados, pies grandes, manos grandes, marcas de piel, etc. Generalmente, se recomienda la cirugía para extirpe el tumor aunque la radioterapia o los medicamentos también se pueden usar para el tratamiento. Sin tratamiento, esta condición puede causar problemas de salud como diabetes, enfermedades del corazón y presión arterial alta.
  1. El feocromocitoma es un tumor poco frecuente que se desarrolla en las glándulas suprarrenales. Por lo general, son benignos, pero a menudo provocan que la glándula suprarrenal libere cantidades excesivas de hormonas. Esto puede causar presión arterial alta y síntomas como sudoración, dolores de cabeza, latidos cardíacos, temblores y palidez. Por lo general, la cirugía se lleva a cabo para tratar esta afección, aunque también se puede usar la quimioterapia, la radioterapia y la terapia dirigida.
  1. Tumores y cáncer. Los sudores nocturnos y los sofocos pueden afectar la calidad de vida de muchas personas que padecen cáncer. Tanto el tumor como el tratamiento del cáncer pueden causar sudoración excesiva. Por ejemplo, las personas que reciben tratamiento para el cáncer de próstata o de mama pueden experimentar sudoración excesiva, mientras que algunas personas que tienen linfoma de Hodgkin, un cáncer que afecta a los glóbulos blancos, pueden experimentar sudores nocturnos como síntoma.
  1. Síndrome carcinoide. El síndrome carcinoide es una colección de síntomas que afecta a algunas personas cuando un tumor carcinoide, principalmente uno que se ha expandido al hígado, libera hormonas como la serotonina. Un tumor carcinoide es un cáncer poco común que aflige el sistema neuroendocrino que produce hormonas. Se observan principalmente en los pulmones y el tracto gastrointestinal. Además de sudar, puede experimentar síntomas como enrojecimiento, dificultad para respirar, diarrea, pérdida de apetito, dolor abdominal y problemas cardíacos cuando tiene síndrome carcinoide. Estos síntomas pueden aparecer repentinamente y, a veces, se desencadenan por el esfuerzo físico o por tener cosas como el vino tinto, el chocolate o el queso azul.
  1. Lesión de la médula espinal. Su médula espinal contiene nervios que transmiten mensajes de su cerebro a su cuerpo y viceversa. Las lesiones en la médula espinal, especialmente las lesiones a nivel de la parte superior del pecho, pueden causar problemas con la presión arterial, sudoración anormal y dificultad para mantener la temperatura corporal normal.
  1. Ataque al corazón. La sudoración excesiva o la sudoración fría es uno de los síntomas más conocidos de un ataque cardíaco. Otros síntomas comunes incluyen dificultad para respirar, dolores en el pecho, dolor en el brazo izquierdo, dolor en el hombro, rigidez en la mandíbula y un corazón palpitante. Se ha encontrado que las mujeres también experimentan síntomas como fatiga, náuseas e indigestión.
  1. Problemas del sistema nervioso simpático: hiperhidrosis primaria. Las condiciones que acabas de leer pueden provocar sudoración excesiva. Pero en algunos casos, una causa subyacente puede no ser aparente y puede no estar claro por qué sudas. Esto se conoce como hiperhidrosis primaria e involucra sudoración en áreas focales como axilas, manos, cara y pies.

Los expertos sugieren que la hiperhidrosis primaria podría ser causada por un defecto en su sistema nervioso simpático. Este sistema controla las funciones del cuerpo que no necesitan un pensamiento consciente, como el paso de alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado o el movimiento de la orina desde los riñones a la vejiga. También funciona como un termostato. Cuando su cuerpo se calienta demasiado, envía una señal a sus glándulas sudoríparas para que produzcan sudor y lo enfríen. Y un tipo particular de glándula sudorípara, llamada glándulas ecrinas, parece estar implicado en la hiperhidrosis primaria. En esta condición, su cerebro señala sus glándulas ecrinas, incluso cuando su cuerpo no necesita enfriarse. Y dado que hay más glándulas ecrinas en las manos, las axilas, la cara y los pies, es probable que estas partes suden en exceso. La hiperhidrosis primaria se ha encontrado en familias, por lo que su composición genética también puede tener un papel aquí.

Fuente: curejoy.com